PORTADA

 

IV REUNION DE LA S.E.D.O.

(Actas de la cuarta reunion anual en VIGO.
27 al 30 de julio de 1958)


Alocución del presidente de la S.E.D.O., Dr.Pedro Planas (Madrid)

Dignísimas Autoridades, señoras, señores, queridos colegas:
Al inaugurar la IV Reunión de la SEDO, es para mí una obligación, pero también una satisfacción, el agradecer a todas las autoridades de esta región las muchas facilidades que han dado a la Comisión Organizadora para llevar a término este acto, así como el honor que nos dispensan de estar presentes en este acto inaugural. Muchas gracias, pues, en nombre de la Sociedad Española de Ortodoncia, al excelentísimo señor Gobernador civil, don Rafael Fernández Martínez; al Excmo. señor Alcalde, don Tomás Pérez Lorente, al Excmo. señor don Luis Suárez Llanos, Presidente de la Diputación Provincial; al Ilmo. señor Director del Instituto, don Emilio Anadón Frutos, y finalmente al Presidente de nuestro Colegio. Excmo. señor don Luis Fontaiña.
También os agradezco a todos los miembros de esta Sociedad, que sin miedo a distancias os habéis desplazado a este extremo NO. de la Península, y en especial al Prof. Duyzings, de conocido prestigio internacional, que acompañado de su simpática esposa, se ha desplazado desde su país, Holanda, aceptando nuestra invitación.
Finalmente, estamos reconocidos al Comité Organizador con sus tres Presidentes, Dr. Tomé, Dr. Angulo y Dr. Capelas, respectivamente general, local y portugués, y demás miembros de la Comisión, con los cuales he compartido un poco sus desvelos y preocupaciones para organizar esta IV Reunión, y sabemos lo que esto representa.
No hay duda que el objetivo ha sido cumplido, pues no hay más que pasar la vista por el programa para darse buena cuenta de ello.
Pero si se ha escogido este extremo NO. de la Península, ha sido por dos motivos: primero porque es una de las regiones más bellas de nuestra España, y tendremos ocasión de confirmarlo en el transcurso de estos días, y segundo para aproximarnos a nuestro país hermano, Portugal, al que hemos sido invitados, como fin de fiesta y para descanso de nuestras tareas científicas, por los Dres. Paul y Capelas. El primero, miembro corresponsal de nuestra Sociedad en el País vecino y representante de las autoridades portuguesas; el segundo no necesita presentación, todos lo conocéis, es uno de los miembros más activos, más incondicionales y que, sin desmerecimiento de los demás, que más estima tiene a nuestra Sociedad.
La SEDO se siente muy honrada de haber escogido Vigo como lugar de la IV Reunión y tengo la absoluta seguridad que la labor científica será fructífera, los agasajos, extraordinarios, y el recuerdo que nos llevaremos, inolvidable.
Repito, muchas gracias a todos, y cedo la palabra al Dr. Tomé.

Discurso del presidente de la IV Reunión de la S.E.D.O., Dr.Amancio Tomé (Madrid)

Dignísimas autoridades, señoras y señores y queridos compañeros:
Me dirijo, en primer lugar, a las autoridades de esta maravillosa ciudad de Vigo, para agradecerles nuevamente, ya que mi compañero de Presidencia lo ha hecho con todo el cariño y afecto que les profesa y al mismo tiempo con más conocimiento de causa, ya que palpablemente y de una manera paulatina ha ido apreciando el acogedor trato y el eficiente apoyo en todas las cuestiones necesarias para la organización de esta IV Reunión.
Yo, personalmenmte, he quedado sorprendido de la simpatía y hospitalidad con que he sido recibido, y se me han solucionado todos los problemas planteados en los prolegómenos de esta IV Reunión.
A título informativo -continúo girigiéndome a las autoridades- he de hablar de la SEDO y de su sentido social y profesional.
Nuestra vida oficial es muy corta; esta IV Reunión coincide con nuestra edad.
La sicología de nuestro pueblo está dentro de los problemas españoles, como es natural los odontólogos en España, y, por esta idiosincrasia racial, nos gusta hacer todo lo concerniente a nuestra especialidad, y nuestra clientela, nos nombra odontólogos familiares, con todas las ventajas de afecto y confianza, pero la expansión de nuestra profesión, en conocimientos científicos y patológicos, así como en medidas profilácticas encaminadas a evitar enfermedades ulteriores, ha hecho necesario el desglose de capítulos, que van tomando individualidad con arreglo a su importancia.


Una de la primeras sub-especialidades que nació en odontología, por sus características estéticas primero, y luego por su importancia profiláctica, fué la ORTODONCIA, palabra derivada del griego -ortos: derecho, y donto: diente, y que más o menos empíricamente, tuvo sus orígenes en tiempos hipocráticos.
En España, sus comienzos universitarios fueron iniciados por los Profs. SUBIRANA y MAÑÉS, este último Presidente de Honor de nuestra Sociedad, de quien lamentamos su ausencia en estos momentos. Mucho después -hace cinco años aproximadamente- un grupo reducido, pero entusiasta, de nuestra especialidad y representado por un hombre competente, con una voluntad y dinamismo envidiables, el Dr. PLANAS, hizo que este deseo cristalizara en la fundación de la SEDO, que, de una manera pujante y rápida, ha llegado a todas las provincias españolas, y a través de nuestras fronteras, ha interesado a un buen número de colegas de otras naciones y que figuran en nuestras listas de socios.
En nuestras periódicas reuniones, intercambiamos nuestros conocimientos científicos y siempre invitamos a algún eminente profesional, para que con sus técnicas personales nos confirme y amplíe los conocimientos que de ella tenemos a través de sus publicaciones. este año tenemos entre nosotros y como ivitado extraordinario, al eminente profesor DUYZINGS, de Holanda, autor de varios libros y creador de técnicas propias en ortodoncia, con un gran sentido práctico y de gran prestigio en la ortodoncia internacional.
La Sociedad no solo mantiene el espíritu científico; sus miembros formamos una familia donde la amistad está representada en su más alto sentido, y quizás me quepa personalmente haber recibido una gran prueba que desde esta tribuna agradezco de todo corazón.
El haber elegido Vigo como sede de nuestra Reunión, se basa en varios motivos: primero, su enclavamiento en uno de los lugares más bellos de nuestra Patria; segundo, el estar cerca de nuestros colegas portugueses y poder intercambiar,de una manera fácil, nuestros problemas científicos y estrechar lazos de amistad; tercero, propagar y divulgar los conocimientos de la ortodoncia desde su punto de vista profiláctico social, y, por último, disfrutar de esta magnífica acogida con que las autoridades y la población han facilitado nuestra labor.
Yo sé que la situación geográfica de Vigo ha mermado el número de socios en esta IV Reunión, y esto me hace agradeceros más vuestra valiosa colaboración y el sacrificio que esto representa, ya que nos separan de algunos más de un millar de kilómetros y el abandono de vuestra clientela.
Por vez primera en nuestra corta vida, se da la circunstancia de una dualidad de presidencias, lo que me ha dado ocasión de conocer más intimamente a mi querido Presidente regional, Dr. TOMÁS DE ANGULO, y pido para él nuestro mayor agradecimiento, puesto que ha sdio el alma de nuestra Reunión y sobre el que han pesado todos los detalles tan dispares en este tipo de certámenes. Por otra parte, y empleando un lenguaje universitario, nuestros predecesores en la Presidencia "han puesto el aprobado muy alto". Comenzamos por el Dr. COSTA DEL RÍO con su enorme prestigio, su meticulosidad, su puntualidad, su organización teutona y sus grandes conocimientos. A continuación, el Dr. PLANAS -la marabunta arrolladora-, que hizo todo lo contrario que nosotros; ANGULO y yo para una reunión; PLANAS para dos él solo, la de la Sociedad Francesa y la nuestra. La tercera fue capitaneada por nuestro gran hombre el Dr. ARÓSTEGUI -todo bondad, eficiencia y arte-, y con estos precedentes, Angulo y yo, separados por muchos cientos de kilómetros, hemos hecho una Reunión por correspondencia, en la que hemos puesto toda nuestra mejor intención, pero las faltas que pudiera haber estoy seguro que las sabréis perdonar.
Premeditadamente, no he nombrado a nuestro Vicepresidente en Portugal, Dr. ANTONIO MACHADO CAPELAS, puesto que conozco a los portugueses y muy de cerca a nuestro querido colega de Oporto, y sé, de antemano, que su hospitalidad y organización serán perfectas. Yo le agradezco en nombre de la Sociedad y de la IV Reunión, todos sus desvelos y su abnegada colaboración, así como a los colegas compatriotas suyos, que nos han honrado con su presencia y colaboración.
Todos notaréis que en esta Reunión falta algo que está en el espíritu de la Sociedad y que siempre se ha notado flotando en nuestra organización; me refiero al dr. MARTÍNEZ GIL, a quien una alarmante enfermedad le ha separardo de nuestra Junta Organizadora -afortunadamente ya está fuera de cuidado- y todos hemos notado la falta de su colaboración tan valiosa. Desde aquí le mando un abrazo y en nombre de todos el deseo de encontrarle de nuevo a nuestro lado.
Agradezco a mis colaboradores de la Junta Organizadora, doctor CASTILLO, ALONSO DEL HOYO, que, conjuntamente con el Dr. MACORRA, han trabajado y dado forma a esta Reunión, sacrificando horas de su trabajo y de su vida familiar para la SEDO.
Mi profundo agradecimiento al Excmo. señor alcalde de Vigo, por habernos presidido en esta sesión inaugural y el habernos ayudado -desde su alto puesto- para la feliz realización de nuestro certamen.
Muchas gracias al Excmo. Sr. Director del Instituto de Santa Irene, por la cesión de este magnífico local, donde hemos podido desarrollar nuestras actividades. Muy agradecidos al Sr. delegado de Sanidad y a nuestro Presidente del Colegio, señor Fontaiñas, por su apoyo material y moral, y gracias, por fin, a todos aquellos compañeros de Vigo que han colaborado con nosotros.
Finalmente, mi agradecimiento a todas las señoras que nos han acompañado y alegrado esta IV Reunión.
No me queda más que desearos que vuestro desplazamiento haya sido útil desde el punto de vista científico, ya que la región a que os hemos traído garantiza su belleza geográfica desde el punto de vista turístico y estoy seguro que en este ambiente y en este pueblo simpático y acogedor lo pasaréis muy bien.

ALOCUCIÓN DEL Dr. TOMAS DE ANGULO (Vigo)

Excmas. autoridades que nos honran con su presencia; señoras, señores y queridos compañeros.
Es para mi un atrevimiento el ocupar este lugar, mas es un grato deber el hacerlo, para agradecer y pedir disculpa por cuanto involuntariamnete no he sabido hacer mejor. Doy, pues, las gracias, por el interés y apoyo de nuestra dignísimas autoridades, al Excmo. señor Gobernador, don Rafael Fernández Martínez; a nuestro querido alcalde, Excmo. señor don Tomás Pérez Lorente; al Ecmo. señor don Luis Suárez Llanos, Presidente de la Diputación Provincial, al Ilmo. señor Director del Instituto, don Emilio Anadón Frutos, por la cesión de este magnífico Centro de enseñanza para celebrar esta Reunión; al Presidente de nuestro Colegio, Excmo. señor don Luis Fontaiña, y a todos los profesionales asistentes a esta reunión, que abandonando sus quehaceres y mermando su necesario descanso en esta época del año, aportando sus conocimientos científicos, han contribuido a aumentar el prestigio de esta Sociedad Española de Ortodoncia.
Muy especialmente agradezco también a las gentiles señoras y señoritas que acompañando a sus esposos y familiares les ayudan espiritualmente en sus áridos trabajos.
Quisiera corresponder con todos como merecéis y deseo también que el buen tiempo nos acompañe, para que podáis disfrutar de esta bella región de España, y digo bella región, como una más de nuestra patria, ya que toda ella es hermosa. Parece que olvidaba a los profesionales de fuera de nuestras fronteras que nos han hecho el honor de venir, pero no es así: me refiero al profesor holandés Dr. DUIZINGS y a los compañeros portugueses, y cuanto he dicho de afecto hacia vosotros hago extensivo a ellos y en especial al Dr. MACHADO CAPELAS, Vicepresidente del Comité Organizador en Portugal, por las aportaciones de sus trabajos e interés por la Sociedad.

Ruego me perdonen alguna omisión involuntaria que en estos momentos de emoción pueden producirse, y dejo un abrazo final para mi querido amigo Dr. TOMÉ, con el que tan intimamente hemos colaborado para esta Reunión, y mi gratitud a los compañeros y Junta Directiva de la Sociedad Española de Ortodoncia, Dres. PLANAS, COSTA DEL RÍO, ARÓSTEGUI, TOMÉ, CAROL-MURILLO y BERGARECHE, por haber decidido en su última Reunión de Bilbao fuese en esta ciudad en donde se celebrase esta IV Reunión.
He dicho.

ALOCUCIÓN DEL Dr. ANTONIO MACHADO CAPELAS (Oporto)

Excelentísimas e ilustradísimas autoridades; señoras; queridos colegas y amigos;
En calidad de Vice-Presidente, delegado en Portugal de la IV Reunión de la S.E.D.O., agradezco la magnífica reopción y atenciones dispensadas a mí y a los demás colegas portugueses.
No podíamos esperar otra actitud, dada la fraternal camaradería con que siempre los portugueses somos recibidos por nuestros hermanos los españoles, en esta Galicia tan simpática y tan querida por nosotros, cuna de santos, poetas y héroes, queremos ver cimentada la unión científica luso-española de profesionales ortodóncicos.
Nuestros lazos de amistad se han intensificado desde la fundación de esta Sociedad y es nuestro deseo estrecharlos cada vez más, para que no se hable de una Ortodoncia española, sino de una Ortodoncia lusoespañola, o mejor ibérica.
Aquello que la política no consigue debemos conseguirlo nosotros, para que los portugueses y españoles, unos al lado de otros, formen un equipo único para comparecer en los Congresos internacionales como un bloque. La unión hace la fuerza, y la lusitanidad, junto a la hispanidad, podéis creer serán en un futuro próximo d euna importancia capital.
En el últimos Congreso de la F.D.I, de Roma, pudo observarse con sorpresa para los peninsulares, la presencia de equipos más o menos preparados de otras regiones del mundo.
Tenemos que demostrar, no con trabajos aislados, sino con trabajos de equipo, que nuestra Península no está en decadencia.


Me atrevo a decir que en estos momentos se está ya esbozando la idea de varias escuelas peninsulares, mas debemos evitar que se degladien unas con otras; por el contrario, que se estimulen para que cada una se perfeccione para el bien de todos nosotros y principalmente para el bien de nuestros pacientes.
Queridos colegas, al final de esta Reunión habrá una excursión turística al norte de Portugal.
Era mi deseo constituir una comisión de honores y una comisión de recepción, para recibir dignamente a tan ilustres visitantes, pero circunstancias adversas me obligaron a suprimir estos proyectos y así recibiros en Portugal sin ningún protocolo y solo con mucha amistad…
He dicho.


SUBIR PORTADA