PORTADA
APORTACIONES DEL TRIDONTÓN
A LA OCLUSIÓN EQUILIBRADA

Por Luís Roméu López de Sagredo
luisromeulds@yahoo.es


“El cuerpo actúa encontrando la solución más sensata en el menor número de pasos.”

Tomado de Enrique Meléndez Hevia. (1993). "La evolución del metabolismo: hacia la simplicidad", Eudema).

Clásicamente se consideraba el diente como la unidad anatomo-funcional (UAF) del aparato estomatognático. En 1953 Jaccard introdujo el concepto de ODONTÓN como UAF; éste estaba formado por el odonto (esmalte, dentina y pulpa) y el parodonto (cemento, ligamento periodontal, hueso alveolar y encía pericoronaria).
Fig. 1: Odontón.
Posteriormente el profesor De la Macorra introduce el concepto de TRIDONTON, compuesto por tres odontones: dos contiguos de una arcada y otro de la arcada opuesta que ocluya con los dos primeros en máxima intercuspidación.
Fig. 2: Tridontón.
Las coronas de los tres componentes del tridontón forman un triángulo de vértice superior y base inferior en los tridontones superiores o de vértice inferior y base superior, en los inferiores. O sea, mandan los vértices.
Fig. 3: Tridontón superior (vértice hacia arriba).
Fig. 4: Tridontón inferior (vértice hacia abajo).


También mandan los vértices a la hora de ser nombrados pues los tridontones se nombran por el “diente vértice”: en la fig. 2 vemos el tridontón del 45,

en la fig. 3, el del 54,

y en la fig. 4 el del 84.

 

Todos los dientes tienen su correspondiente tridontón con dos excepciones por contactar únicamente con un antagonista: los centrales inferiores y los últimos molares superiores. Así, en la dentición adulta hay 28 tridontones y en la decidua 16.
Fig. 5:Obsérvese la falta de tridontones en 18, 28, 31 y 41.

 

 

 

 

 

La introducción del tridontón en la consulta hace que veamos todo a través de unas gafas “triodontales” y el profesor De la Macorra me pidió que observase con estas gafas como se adquieren los primeros tridontones de la dentición decidua. Esto me llevó a descubrir algunos detalles que pudieran ser interesantes para la RNO.
Debemos recordar que la salida de los dientes primarios tiene gran variabilidad tanto en el orden como en la edad de erupción pero, para lo que nos interesa, se produce aproximadamente en este orden y edades:
Orden
Diente
Edad
Incisivo central inferior
6 -10 meses
Incisivo central superior
8 - 13 meses
Incisivo lateral superior
8 - 13 meses
Incisivo lateral inferior
10 - 16 meses
Primeros molares superiores
13 - 19 meses
Primeros molares inferiores
13 - 19 meses
Caninos superiores
16 - 23 meses
Caninos inferiores
16 - 23 meses
Segundos molares inferiores
23 - 33 meses
10º
Segundos molares superiores
23 - 33 meses

Fig. 6: fechas de erupción en meses.
Siguiendo los esquemas clásicos de los tridontones comprobamos que la adquisición del primer tridontón requiere la erupción de ¡7 dientes deciduos!
Fig. 7: Cuatro dientes.
Fig. 8: Seis dientes. Ausencia de tridontones.
Fig. 9: Cuatro tridontones. (51, 61, 72 y 82)


Esto me resultó una incongruencia para mi concepción ergonómica de la Naturaleza; esta siempre busca soluciones sencillas para resolver complicados problemas y no derrocha elementos pudiéndolos ahorrar. Teóricamente la boca debería adquirir el primer tridontón con los primeros tres dientes y además, éste debería ser de importancia clave para la formación del resto, al fin y al cabo la primera piedra condiciona la construcción del muro entero y casi del edificio.
Volviendo a la secuencia de erupción se comprueba que los tres primeros dientes no forman tridontón, es más, los dos incisivos inferiores en el esquema clásico carecen de tridontón…
Uno de mis maestros aunque no le conocí personalmente, el doctor Planas, repetía que la boca hay que observarla, siempre, en movimiento, funcionando…
Al aplicar movimiento a la boca con tres dientes, súbitamente, aparece un tridontón formado por los dos incisivos centrales inferiores y el central superior. Pero, para apreciar más la importancia de este nuevo tridontón, hagamos avanzar un paso más el proceso de la erupción hasta la aparición del segundo central superior.

Ahora hay cuatro dientes en la boca, enfrentados dos a dos. Con la boca quieta no hay tridontón alguno pero el los movimientos de lateralidad aparecen ¡4 tridontones funcionales distintos! dos tridontones en cada lateralidad.

Lateralidad derecha. Figura 10a
Lateralidad izquierda. Figura 10b

 

 

 

Así podemos definir el tridontón cruzado como aquel que aparece al lateralizar la mandíbula y entrar en contacto un incisivo central con los dos incisivos centrales de la arcada antagonista. La forma de denominarlos es:
- tridontón cruzado del 51 al formado por el 51 con el 71 y el 81 y se forma en la lateralidad derecha.
- tridontón cruzado del 61 al formado por el 61 con el 71 y el 81 y se forma en la lateralidad izquierda.
- tridontón cruzado del 71 al formado por el 71 con el 51 y el 61 y se forma en la lateralidad derecha.
- tridontón cruzado del 81 al formado por el 81 con el 51 y el 61 y se forma en la lateralidad izquierda.

De análoga forma se definirán en la dentición permanente.

IMPORTANCIA
La introducción del movimiento en el estudio del tridontón viene a completar el concepto de unidad funcional en el hecho, ahora incorporado de que, la unidad funcional del aparto estomatognático, con la que logramos realizar la función masticatoria, no sólo está formada por tres odontones que contactan mutuamente, sino que hay que incorporar el movimiento y la fuerza como componente indispensable para la función.

Quiero hacer notar que al formarse una pareja de tridontones funcionales, por haber realizado una lateralidad, los 4 dientes que los forman, reciben innervación de 4 ramas diferentes del trigémino con lo que se intuye su gran importancia para la integración sensitiva y la regulación motora de la masticación.

La aparente sencillez y, yo diría, inocencia con la que estos tridontones cruzados se introduce en la Odontología no es tal si la estudiamos con detalle. Podemos comprobar que la primera oclusión que se adquiere en el ser humano es un contacto dentario funcional de todos los dientes erupcionados (en este caso únicamente 4) tanto en el lado de trabajo como en el lado de balanceo en ambas lateralidades. Si aplicásemos suficiente función y desgaste a los dientes ¿desarrollaríamos una oclusión balanceada bilateral como propugnaba el doctor Planas?

SUBIR PORTADA