PORTADA

Es difícil saberlo. Conocer la causa.
En ocasiones puede ocurrir que sin saberlo nosotros, acontece algo en nuestras vidas que trastoca y condiciona nuestro organismo.
Y es por ello que al desconocer el origen de nuestros problemas sucede que es difícil si no imposible el corregirlos adecuádamente.

Por ello, después de subir hasta las estrellas, nos podemos ver abocados al desastre y hundimiento personal.

En esta primera parte del enigma, la pregunta es: ¿Qué pudo ocurrir aquel verano para que ya nada fuera como antes y cambiase tanto la vida? Cuéntanoslo en rvrno@labiela.net

Pero... ¿qué hiciste aquel último verano? 1ª parte.