PORTADA

LA R.N.O. CON MORILES...

ENTRA MUCHO MEJOR

Quizás este título del pequeño escrito que precede, haga pensar que Baco entre sus ensoñaciones etílicas, lograba en el LIMBO de los dioses un balanceo equilibrado de su sistema postural, incluyendo ambas arcadas dentarias.

La verdad es que no sabemos, pero como eran de una naturaleza inmortal, a lo mejor, pasaban alímpicamente de la oclusión, sus derivados, y dejarlo como problema añadido, para que se estrujaran la mollera los insignificantes humanos.

Lo que realmente se nos ha legado y no precisamente por ninguna "divinidad" del Olimpo, sino más bien por un simple dentista que habitó este mundo, mente avanzada donde lo hubiere que recogió el guante, llamado Pedro Planas, fué una filosofía de pensamiento y tratamiento que marcaría un antes y un después. Todo ello envuelto en un magma de CONVIVENCIA, entre los que practicamos esta técnica y comulgamos con esta manera de pensar, que nos hace mirar nuestra querida profesión con un prisma diferente.

Este argumento, uno de los pilares que lo sostiene, desde mi punto de vista particular, que a lo mejor pudiera ser que estoy equivocado para que alguien me corrija, es el compaginar de una manera espontánea y sincera, el intelecto y el sustento.

Es decir, una de las virtudes que nos dejó Pedro, fué que tanto el CIRNO, como la AEPP se basan fundamentalmente en una REUNIÓN DE AMIGOS, que comparten una idea común y se reúnen en torno a ella, al igual que los componentes de una acampada en el bosque alrededor del fuego. Y es por eso por lo que lo llamó "CLUB" y no sociedad o cualquier cosa de esa índole. Se comparten experiencias profesionales y también vivencias personales y es a ésto último a lo que con más detalle me voy a referir, más que nada para refrescar ideas a los que se les ha olvidado y sentar base para los que quieren algo diferente, pero no es lo mismo.

Nuestro estigma, que quizás nos diferencia de los demás, de todas esas "asociaciones" y "sociedades", que como bien dijo un antiguo presidente del Consejo, "los miembros de algunas de ellas cabrían en un taxi".

Nuestra particularidad, es la de que nadie se sienta extraño dentro del CIRNO, aquí no hay grupos ni corrillos. Aquellos que aspiran a colgarse medallas, creo que deberían ir acostumbrándose a pensar que para eso hay otros foros, encontrándose años luz, del pensamiento del FUNDADOR, y que siguiendo esa línea, con el tiempo los miembros de esta sociedad cabrían en una "bicicleta" (me remito a las pérdidas de asistencia gradual que se va percibiendo).

Lo que a mi modesta opinión nunca deberíamos perder y es lo que encandila a aquellos que por primera vez nos conocen, es la "camaradería" entre nosotros y nuestros respectivos cónyuges, para todo lo cual, resulta imprescindible los ACTOS SOCIALES, que fomentan el trato sin barreras entre los miembros que participamos y pagamos religiosamente la cuota y el curso.

Los miembros del CIRNO-AEPP, no son "panchitos" ...

Este año en Córdoba, además de las novedades científicas que se expusieron y diferentes ponencias, vaya desde aquí mi más sincera felicitación a todos, y animar a quien quiera rebatir argumentos, a que con trabajos contrastados presenten sus conclusiones. Digo que a parte de todo ello, he aprendido un montón de "chistes", que me han servido para descargar entre las callejuelas del barrio antiguo de la ciudad, la adrenalina y mala eso que desprende la dentina cuando se la perfora a 200.000 revoluciones.

He conocido a gente con quienes anteriormente apenas había tenido la oportunidad de intercambiar nada más allá de un saludo cortés de bienvenida y un hasta luego.

Hemos degustado excelentes vinos y una selecta comanda, en ambientes propios de las películas clásicas de toros y flamenco. Si transcurrido el tiempo, preguntamos uno a uno qué es aquello que recuerda con más nitidez, seguro será la anécdota, la conversación, las risas, aquella concordia con los colegas o aquellos ratos de discusión semiacalorada en los ratos del café, barnizados con el aroma envolvente de la Mezquita.

Esto es parte fundamental de la RNO, si somos tan necios de diseccionar este binomio de ciencia y ocio, pasaremos a engrosar una de tantas sociedades que pululan en las páginas de la revista del gremio.

Por eso y por mucho más, como dice la canción, el próximo CIRNO, esperamos que la bibalanceada de marras, pueda compatibilizarse con unos buenos caldos castellanos, un cochinillo o lechazo y sobre todo una puesta al día de chascarrillos y demás chismes de la corte. Quién no esté preparado en estos menesteres, es de prescripción facultativa el reciclarse, tiempo hay para ello y que elm Acueducto sea testigo de unas jornadas como nos indicó Pedro !a lo castizo!.

Fdo: Juanjo Arana

SUBIR PORTADA