PORTADA

 

En el principio sólo existía la oscuridad.

Luego llegó la luz.

Más tarde la lluvia y las tormentas.

Por último las fieras y los peligros de la selva.

Y entonces,

sólo entonces,

llegaron ellos.