PORTADA

Ley Planas de la Mínima Dimensión Vertical

Una vez leí que el tacón de aguja es a la mujer lo que el gótico a las catedrales.

Yo completaré este simil diciendo que la ley de la mínima dimensión vertical descrita por Pedro Planas es a la RNO lo que el gótico a las catedrales.

1.- Definición de conceptos básicos:

2.- Posibilidades:

Puede ocurrir que no coincidan la oclusión céntrica y la funcional, y en ese caso al pasar de una a otra se seguirá disminuyendo la dimensión vertical a la vez que la mandíbula se desvía a derecha, izquierda o adelante.

Cuando coinciden oclusión céntrica y funcional estaremos ante una oclusión normal, que no tiene por qué coincidir con una neutroclusión.

Tendremos en cuenta que la oclusión funcional (máxima intercuspidación//mínima dimensión vertical) si no coincide con la oclusión céntrica, condiciona que los cóndilos (uno o ambos) estarán fuera de su sitio correcto, y esto creará gran parte de los problemas en las ATMs.

La oclusión funcional coincide con la máxima intercuspidación y cualquier otra posición mandibular, se adoptará a costa de aumentar la dimensión vertical. Así pues, partiendo de la oclusión funcional cualquier movimiento de lateralidad, aumentará la dimensión vertical.

Esos recorridos mandibulares a derecha e izquierda son oblícuos hacia abajo y respecto a una línea horizontal de referencia nos crearán dos ángulos. Los AFMPs. Si su valor es igual, el paciente mastica por ambos lados de manera natural.

Si estos ángulos no son iguales, el paciente masticará de manera habitual por el lado en el que se haya aumentado menos la dimensión vertical, que coincide con el AFMP de valor menor.

Esta ley se cumple en el ser humano igual que la ley de la gravedad en nuestro planeta. Las leyes están presentes en la naturaleza y sólo hace falta que sean enunciadas.

El estudio, observación y análisis de los valores de los AFMPs es una de las primeras exploraciones que hacemos a nuestros enfermos, y es muy importante para ayudar a establecer el diagnóstico funcional.

(Extracto del libro "Rehabilitación Neuro-Oclusal" de Pedro Planas).

SUBIR PORTADA