PORTADA

La Memoria

"De todas las cosas que escribió Julián, la que siempre he sentido más cercana es que mientras se nos recuerda, seguimos vivos". Nuria Monfort. Barcelona. 1955.

La Biela nace durante el primer semestre de 2004 con la idea de impulsar la filosofía de la Rehabilitación Neuro-Oclusal y la de mantener el recuerdo de su creador, el gran Maestro de la Odontología Pedro Planas, cuando se cumplía el décimo aniversario de su fallecimiento.

Puede parecer que estas fechas conmemorativas mezclan un hecho triste y luctuoso con la alegría inherente a toda celebración y que por ello es mejor dejarlo pasar sin hacer ruído. Es una manera absurda de plantearlo y que conduce a que tendamos a olvidar los hechos que lamentamos. De tal manera que terminan perdiéndose en nuestra memoria. Por eso aquella cita que apareció en el nº 1 y que reproducimos aquí otra vez.

Celebrar; celebramos una vida plagada de trabajo, de ilusión y de enseñanza.

Alegrar; nos alegra compartir el recuerdo de esa vida.

Por eso conmemorar es una necesidad vital para nosotros.

Creemos que La Biela cumplió con la parte que se adjudicó ella misma en este recuerdo. ¿Hubiera sido interesante hacerlo notar con más intensidad durante la reunión anual del CIRNO (fundado por Pedro Planas en 1962) e incluso añadir algún acto de carácter extraordinario?. ¿O quizás sean tiempos de pasar de puntillas, sin ruído y en silencio?.

Recuerdo que lo más sorprendente al conocer a Pedro era ese olvido que la profesión había tenido con él. Ese desaparecer su trabajo de las Escuelas de Estomatología. La ausencia de referencias de quien fué guía y motor de la Odontología española durante medio siglo XX. No queremos que eso continúe y menos aún, que nos abrace a nosotros el fantasma del olvido.

Debemos recordar.

Y por ello La Biela ha buscado en el recuerdo y se ha ido a 1945 para encontrarnos a Pedro y sus siete conferencias, los preludios del Congreso Nacional y cómo fueron aquellos años del oscurantismo. Hemos encontrado el libro de Actas y hemos intentado reproducir lo que es ese libro y lo que debió ser el Congreso. Y de paso presentar cómo eran los congresos en aquellos años. Y como se celebraba Santa Apolonia.

Pero también debemos trabajar la RNO.

Y eso está en los magníficos trabajos que se han aportado, para esta edición, procedentes de México, Brasil y España. Mil gracias para sus autores y amigos, ya, que son. Para María Luz Gayol, Luis Romeu, Cléber Bidegain, Jose Manuel Sampietro y Victor Manoel Abreu vaya nuestro más querido agradecimiento, y nuestro deseo de que les guste nuestra aportación a sus trabajos a la hora de su publicación en html. A nosotros nos ha servido ya para aprender un poco más sobre RNO, continuar impulsando la difusión de esta filosofía odontológica y hacer nuevos amigos. Para nosotros, suficiente. Deseamos que a todos Uds. les sirva, por lo menos, para lo mismo.

Hace seis meses parecía imposible que esta revista pudiera salir 2 veces al año, y pensó en conformarse con una presencia anual. De ser así hubiera sido muy difícil completar un archivo mínimo de documentación sobre la RNO, y parte de su idea se hubiera gravemente lastrado.

Luego surgió una posibilidad para continuar, y una ilusión, y al final la revista se terminó de formar.

Aquí está el nº 2.

Ahora el reto es el nº 3.

Estoy seguro que habiendo llegado hasta aquí, podré contar con una colaboración tuya sin lugar a dudas. Mándala cuanto antes y podrás compartir con nosotros, tú también, esta ilusión.

Gracias.

Jesús María Martínez Gil. San Sebastián 20.01.05

SUBIR PORTADA