PORTADA

Un adiós, un recuerdo, una mirada.

"De todas las cosas que escribió Julián, la que siempre he sentido más cercana es que mientras se nos recuerda, seguimos vivos".

Nuria Monfort. Barcelona. 1955.

En estos diez años no sólo nos abandonó Pedro Planas.

También otros compañeros, amigos de la RNO y amigos de todos nosotros nos abandonaron dejándonos un poco más solos. Pero transmitiéndonos las ganas de seguir adelante luchando por el reconocimiento general de la RNO y de su creador Pedro Planas.

Es difícil recordar a todos ellos, máxime formando un grupo internacional. De ahí la dificultad de nombrarlos a todos ellos.

Carlos Nespral, Antonio Machado Capelas, Thomas van der Laan, Javier Orive, José Ramón Cirarda, María Angustias Jiménez de Gálvez, Isabel Vela, Jaime Cuenca y tantos otros que no conviene olvidar.

Quiero recordar en nombre de todos a Isabel Vela, a quién yo más conocí de todos ellos y que siempre me dispensó su afecto. Se fue dejándonos su recuerdo y lo que más quería en sus últimos años: difundir la RNO. Para ello creó el Aula de RNO, hoy llamada Aula Isabel Vela, en Madrid con la finalidad de impartir enseñanza de RNO a través de distintos compañeros que colaboraban con ella. Felizmente ese proyecto sigue en marcha, después de su desaparición, gracias a la gestión y esfuerzo de su amiga Dolores Barata.

Disfrutará desde ese cielo que la acoge, junto a Pedro Planas y los demás amigos de la Rehabilitación Neuro Oclusal que allí están, viendo cómo se forman nuevos compañeros.

Y quiero pensar también que disfrutará viendo como seguimos luchando por difundir la obra de nuestro maestro Pedro Planas.

Convendrá, pues, recordarlos para que puedan seguir vivos en nuestra memoria.

SUBIR CABECERA